No, la cerveza no es la panacea.

Oh, sí... la cerveza tiene un montón de propiedades:

-Estimula la digestión, el apetito y las papilas gustativas.

-Poco aporte calórico. 150 kCal por mediana (33cl. para los no catalanes). Sin embargo, hay que decir que tiene azúcar y que es puro hidrato de carbono y glúcidos lentos. No se quema ni patrás. De ahí la barriga del cantante de Tankard.

-Bajo contenido en sodio y, por tanto, muy adecuada para dietas hiposódicas.

-Aporte Vitamínico. El consumo de un tercio aporta un 10% de fósforo y vitaminas solubles del grupo B, importantes para el equilibrio nervioso, como la riboflavina (B2), que facilita la digestión, piridoxina (B6), niacina, folatos y ácido fólico, y tianina (B1), actúa sobre el metabolismo de los glúcidos.

-Folatos. Asociados a la reducción del riesgo a sufrir anemia megaloblástica y malformaciones en la médula espinal.

-Polifenoles. Antioxidantes naturales, participan potencialmente en la protección contra enfermedades cardiovasculares y en la reducción del envejecimiento del organismo.

-Fibra Soluble. (fuente)


Sin embargo, la cerveza tiene un lado oscuro. Se llama ÁCIDO ÚRICO, y es... una guarrada. El exceso de ácido úrico (que normalmente se elimina por la orina) se acumula en las articulaciones (sobre todo las de los pies, como el dedo gordo) produciendo la Gota...
"Dos cervezas o más por día aumentaban 2,5 veces el riesgo, en comparación con ningún consumo de cerveza, mientras el mismo número de medidas de aguardiente lo incrementaba 1,6 veces. La explicación a la alta capacidad de la cerveza para inducir el riesgo de gota reside en la purina, una sustancia presente en gran cantidad en la cerveza que provoca en el organismo una elevación en la producción de ácido úrico que, a su vez, es estimulada por el alcohol" (fuente).


Vamos, que beber dos cervezas al día dobla la probabilidad de sufrir esta enfermedad. Ahora que ya estáis advertidos, vamos con el control de daños.

Cuando os levantéis (o incluso os despertéis por la noche) con un dolor insoportable en la articulación del dedo gordo, en la planta de los pies, en los tobillos... puede ser gota. Si esto os cuadra, durante los días siguentes, régimen : ni carne roja, ni vísceras, ni embutido, ni marisco, ni alcohol, por supuesto. Bebed muchísima agua (se trata de MEAR el ácido úrico), también sirve agua con limón o alguna infusión diurética tipo alcachofa o cola de caballo. Comed verdura y frutas. Algunas contrarrestan el ácido úrico, como el plátano, las cerezas, las fresas y los cítricos. Y portáos bien.

8 escandalizados por el precio del bolo de R.Waters:

TARRIÑOMAN dijo...

Estamos perdidos, estamos perdidos.

TiTaN dijo...

laputadeoros!! Mi padre tiene gota en el pie desde que tengo uso de razón (bueno, desde antes) y su padre más de lo mismo en los codos! ...estoy condenado? tendré que elegir entre barriga tankardera o dolor insoportable? ... de todas maneras, mi padre tiene el tema del dolor controlado deputamadre con la acupuntura...
...me voy a por un pack de 6 sanmigueles!

Más antecedentes familiares en próximos capitulos.

P.D. Me quiero ir a casa ya

Marnofler dijo...

mierda, mierda, mierda! joder, qué mal rollo, ahora no disfrutaré de la misma manera las mañanas y tardes de cañas...

ROCKHUNTER dijo...

Como leí en Cuenca (Ecuador):

El alcohol no resuelve los problemas, pero la leche tampoco.

Valky dijo...

joe nena! estas cosas no se ponen asi sin avisar, es como cuando se publican espoyles de esos.
"aviso: el contenido de este post puede dañar tu sensibilidad de jebi alkojoliko"

JJ-Gallardo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
galais dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
galais dijo...

Los habituales del blog van a flipar en colores, imagino, pero yo sé bien lo que hago.

J.J. Gallardo (i Ch.): puede que en estos diez últimos años no me haya expresado con la claridad meridiana de la que normalmente hago gala. Para disipar sombra de toda duda, ahí va: déjame en paz ya de una vez. No quiero saber nada de tí. Y no quiero que me busques (y me encuentres) por internet, ni que te trates de poner en contacto conmigo vía mail o blog, ni en mi curro, ni en mi casa, ocio, etc. Que me olvides. Que no quiero tener noticias tuyas de ningún tipo.
¿ha quedado claro? No me hace ninguna gracia saber de tí, y como esto vaya a más o vuelvas a aparecer de alguna manera en mi vida, dejaré constancia de ello en una comisaría.