Me llaman oso panda: las fotos más chungas del Black Metal.

Y ya que en pleno veranito escasean las noticias y los periódicos serios recurren a las "serpientes de verano" y otros clásicos, nosotros no vamos a ser menos. Por eso, rescatamos "las fotos más ridículas del black metal". Creo que no las llegamos a colgar nunca en el blog,así que ahí van. Una selección de la selección. En otros sitios podéis ver la cole entera.

Galder de Dimmu Borgir. Inquietante es, desde luego... No sé... en el black metal ¿cuando te quedas calvo te quitan también el derecho al a pintura negra en los ojos y la boca? Me recuerda al tío de "Phenomenon".

Immortal. uno parece el fantasma "babitas" de Cazafantasmas o una versión en mala forma de Nathan Explosion; y el otro una versión blackmetal del Neo de Matrix.

Rob Darken, de Graveland. El señor de la guerra mongolo con botas de pirata y gustos paisajísticos de Gnomo.

Maniac de Mayhem. Qué tiempos aquellos en que los del Inner Circle se mataban entre ellos. Ay! Ahora tienen que verse en la charcutería del barrio reclamando los despojos para dar color a sus conciertos. Eso sí, parece encantado el tipo con su cabeza de cerdo. De hecho está poniendo una cara de la que se deduce que peligra la sequedad de la cámara.

Mi favorita: Host de Taake... pero qué cosita más poco black metal... me parece que ni siquiera tiene pelos!! No sabemos si el menda no se ha dado cuenta aún de la catástrofe (es probable) o bien si anda tan confiado de sus atributos que ha decidido prescindir de toda la parafernalia metálica que acompaña a esta peña. Hace mal, muy mal...

5 escandalizados por el precio del bolo de R.Waters:

Paco Bravesrrobin dijo...

Esa foto de Galder me recuerda infinitamente a Fétido Adams!

XCAR Malavida dijo...

El de la chorrica fuera sí que da miedo...

Samu dijo...

aaajajajaja
ajajajajjajajaja

que glande la última fosto

ajajajajajajaj

Gorpik dijo...

Seré un simple, pero llevo al menos un minuto sin parar de reírme con el de la polla fuera. Hasta lágrimas me están saltando.

doctor metal dijo...

A eso se le llama ser simple de cojones.