Que vivan los bomberos.

Oh, Heavy no adocenado, que lees de vez en cuando algo más que las etiquetas del suavizante. Que tienes, incluso, cierto interés por las novelitas de intriga esotérica...No pierdas el tiempo. No leas (¡ni mucho menos compres!) este libro.


Me lo regalaron para Navidad y llevo tal mosqueo desde el viernes en que por fin lo acabé que tengo que darle la brasa a alguien... Es un mamotreto de más de quinientas páginas donde NO PASA NADA! ¡Es peor que un cuento de Chéjov! Os recuerdo que Neville es la autora del libro que puede considerarse -dudoso honor- el precursor de cosas como El Código Da Vinci. Ése pionero es "El Ocho". El Ocho ya era espeso y no llegaba prácticamente a ningún lado; tenía una doble trama donde unos personajes tras la Revolución Francesa y otros a principios de los años 70 tratan de recuperar las piezas del mismo juego de ajedrez mágico que nadie sabe para qué sirve... para acabar enterrándolas con el fin de que nadie posea semejante (indeterminado) poder. Neville escribió después una de las cosas más infumables que me he echado a la retina: "El círculo mágico", la evidencia palmaria de que se le había ido la castaña y debía ser internada de una vez por todas y tirar la llave.

Como una cabra, oigan.

Pero como nadie lo hizo, ha escrito "El Fuego", la segunda parte de "El Ocho", en que los mismos personajes treinta años después siguen mareando la perdiz, ahora con el don de la inmortalidad, una incapacidad para la acción propia de un ácaro y unas digresiones brutales sobre cualquier chorrada (la mafia rusa, el ajedrez, las creencias de los indios nativos norteamericanos, la fundación de Washington, el país vasco, la cocina del siglo XIX, la alquimia) que acaban con la paciencia de una. El colmo: en la edición que me regalaron faltaban 50 páginas hacia el final... pues bien, seguí leyendo y... ¡No me perdí nada!!!

SPOILER (Selecciona a partir de aquí) ->: Ni en la trama que transcurre hace dos siglos ni en la que tiene lugar en 2003 con las familias solarin y Livingston y el vasco inquietante Boujaron pasa nada con el ajedrez: no juntan todas las piezas. Nadie sabe para qué leches se diseñó el juego hace 1200 años. Sólo desvela que si aprovechas el poder que dan la piezas en beneficio propio (conseguir la vida eterna) no podrás ponerte al servicio del propósito altruista para que fue diseñado (???). Mucho me temo que habrá tercera parte.

Por favor, antes que calzaros este tocho, seguid con las etiquetas del Suavizante.

5 escandalizados por el precio del bolo de R.Waters:

El bute dijo...

Pero Galais, lo tuyo tiene mucho mérito.Una cosa es perder un par de horas viendo una peli cutre porque no quieres pensar en nada y otra es leer un libraco de estos si te parece un truño.Hay cosas mejores que hacer con el tiempo de uno, yo personalmente si un libro no me engancha en las diez primeras páginas paso de él, no le voy a dedicar 20 o 25 horas de mi vida a un libro si no me va a aportar algo o si me va a costar un esfuerzo extra. El que tiene que hacer el esfuerzo por escribir algo digno , atractivo e inspirador es el escritor.
Por suerte hay miles de libros maravillosos!!

Capitan Napalm dijo...

Nena, hay que usar a Cronkite de vez en cuando.

galais dijo...

Yeah. Yo me doy 50 páginas de un libro o lo destierro a lo más profundo del armario esperando San Juan. Pero este me lo regalaron... me sentía obligada a acabarlo. Además la tía parece que se guarda algo gordo para dentro de poco, aunque nunca lo suelta...
Y sí, por cada libro malo que leo hay diez que molan. Al próximo chachi le haré una entrada positiva para que no parezca que incentivo el borreguismo.

XCAR Malavida dijo...

Buf, yo no me acerco a esto ni borracho. Ya me leí la mierda ésa de los pilares de la tierra para que la gente dejara de darme el coñazo, como para repetir ahora... ¿Es que en tu barrio no conocéis a Faulkner o qué?

Linimento dijo...

totalmente de acuerdo, yo lei el ocho esperando un final apoteosico y no pasó NADA!! en fin que me quedo con paul auster...
pd: yo si tengo entrada para acdc muajajajajajajajajaaaaaaarrrrggh