The Real Shit

Ayer, Madrid, sala Heineken, no más de 1,000 personas. Rock con dos cojones, mientras España la cagaba con unos semidesconocidos al jurgol.

Tesla es de las primeras bandas que me enganché desde que salieron, en el 1986, poco después de mi conversión a la fé verdadera. El hecho del rollo que se llevaban tipo "No Machines" y todas las movidas en plan Adorar a Tesla y cagarse en Edison me tocaban el corazoncito ingenieril.


Nos creímos que bandas como esta salían todos los días. Recuerdo a la patulea de subnormales que la emprendieron con Tesla en Barcelona, en el Monsters del 91, porque a Jeff Keith se le ocurrió salir con unos pantalones ceñidos malva. Recuerdo como si ahora mismo lo tuviera delante a Frank Hannon ya a mitad del bolo, cabreado como una mona, devolviendo al público las botellas y todo lo que le llegaba; increpando, mientras no dejaba de tocar, a los que lo insultaban.

Pues no, hijos, no. Se van los buenos, se acaban, y volver a ver a esta gente a dos palmos fue de lo más grande que he hecho ultimamente, rock wise.

Pena de no ver a Skeoch, pero es lo que tiene el jaco.

7 escandalizados por el precio del bolo de R.Waters:

galais dijo...

AAAmeeen.... por cierto, cada vez tenéis más cosas en común con el doc. Si no fuera porque os he visto a los dos in person pensaría que sois la misma persona...

Capitan Napalm dijo...

No es necesario insultar, nena.

Samu dijo...

Apenas spn unas líneas, pero te has cascao una reseña que toca la fibra!
:O

pistolas dijo...

En Zaragoza también estuvieron soverbios. Y eso que tocaron a una hora muy jodida, con todo el solazo castigando al público.

No saben hacer un concierto malo. Una de las bandas más infravaloradas en su momento, y de las más grandes que he visto en directo. Y he visto ya unas cuantas.

Gorpik dijo...

Coñe, Capi, pensaba que tu señora no te habría dado permiso para ir a verlos.

Capitan Napalm dijo...

Iba con los maridos de sus amigas (wildcard!)

opimuro dijo...

Todavía me estoy embadurnando en After-Sun por verlos a las 5 de la tarde en medio del desierto zaragozano... pero valieron la pena todas y cada una de las quemaduras :__)