la clarividencia de Miguel Ríos



Con ocasión del fin de la carrera musical y última gira de Miguel Ríos (qué raro, ahora que todo el mundo está volviendo para sacarse unas perras se va éste, habrá que verlo...), salió este domingo una entrevista en el País Semanal, del cual he rescatado una frase que me ha encantado:

"(...) el primer mal trago(...) fue el cambio de nombre. Lo de Mike me pilló por sorpresa. Los de Phillips ni me lo consultaron, y cuando protesté tímidamente me contestaron que era lo que se llevaba. Me pusieron el ejemplo de Johnny Hallyday, que era francés, y yo argumentaba que París no era Granada, que se reirían de mí, que en mi tierra mi'que era la forma popular de decir "mira que", que después, invariablemente, le seguía la palabra pollas y que, por tanto, yo sería llamado MIKE POLLAS, y así fue durante un tiempo, hasta que me lo quité."

Buenísimo, Miguelón! Por esto y un análisis muy acertado del urbanismo de los 70 en tu tierra voy a celebrar este día con una de las grandes canciones del rock español: BANZAI!




Sin extendernos, esta canción fue compuesta por Salvador Domínguez, que más tarde fundaría la banda homónima, mítica y metalera. Aquí, más.

3 escandalizados por el precio del bolo de R.Waters:

pistolas dijo...

Grande este tío. siempre he pensado que hubiera sido mucho más mítico para el público, si hubiera nacido fuera. Es la mierda de nacer en la Spain en la que nació.

Linimento dijo...

en un festival de apoyo a chile en la riviera en madrid entre un monton de grupos (impresionantes los coronas, motivo de mi asistencia que no defraudó)apareció el miguel rios y oye, "buenas noches bienvenidos , hijos del rock and roll" y los pelos como escarpias...

El bute dijo...

Hace unos meses tuve oportunidad de echar un ratillo con Miguel Ríos aquí en Graná mientras le hacían una sesión de fotos y la verdad es que es un tipo bastante apañao.No es que su música sea de lo que más me entre pero es un tío honesto con lo que hace y con millones de historias que contar. Tiene razón en que aquí en Graná lo de Mike Pollas se le podía haber quedado pa los restos, con la mala follá que se gastan con todo aquel que triunfa!!
Realmente tiene mucho mérito que de una ciudad como ésta en los sesenta saliera un personaje así.